Fundación Lolita Rubial Premios Morosoli
Morosoli 2005 Palabras del Dr. Gustavo Guadalupevolver

Morosoli 2005
26 de noviembre de 2005

Palabras de apertura del Dr. Gustavo Guadalupe
en la 11 entrega de los premios de la Cultura Uruguaya

El Secretario Ejecutivo de la Fundación "Lolita Rubial" abrió el acto de premiación con estas palabras:

Muy buenas noches: Sr. Subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura, Dr. Felipe Michelini, Sr. Subsecretario del Ministerio de Turismo y Deporte, Alberto Prandi, Sra. Presidenta de la Cámara de Representantes, Mtra. Nora Castro, Sr. Intendente Municipal de Lavalleja, Esc. Herman Vergara, Autoridades nacionales y departamentales presentes, Nominados para la noche de hoy, Miembros del Consejo Asesor del Premio Morosoli, Integrantes de la Fundación "Lolita Rubial", señoras y señores:

Es para mi un honor dar comienzo a esta undécima edición de los Premios Morosoli de la Cultura Uruguaya. Premios Morosoli que nacieron en el año 1995, y para nosotros, y todos los minuanos en aquel entonces era una quimera... Muchos, pensaban que no iba a pasar de la segunda o tercera edición..., vamos en la undécima. Premios Morosoli que se entregan desde una ciudad del interior, reconociendo la cultura y las ciencias, el quehacer cultural nacional de todo el país; en momentos realmente muy importantes para nuestro país, en momentos, diría yo muy preocupantes para el país.

El Uruguay asiste hoy a una situación en lo que es su sociedad, que yo llamaría de "suicidio colectivo" como nación, y no exagero:
Pocas veces un país, una nación tan pequeña como la nuestra, que tiene algo más de 3.000.000 habitantes, con muy pocos años de vida independiente..., apenas 175 años nos separan de la jura de nuestra primera Constitución, dentro de muy poco..., 25 años más y cumpliremos 200 años de aquel momento tan particular e importante.
Nacimos a la vida independiente, diría yo, por un acuerdo entre dos imperios (Inglaterra y Brasil) y la hermana República Argentina (en aquel entonces las Provincias Argentinas), que en el tratado de Río de Janeiro acordaron la creación de la Republica Oriental del Uruguay. Pese a ello, los orientales de aquel entonces, nuestros antepasados, supieron (a comienzos del siglo XX), generar una visión de país, un proyecto que entusiasmó..., y entusiasmó de tal manera, que un país que en el año 1870 apenas superaba los 270.000 habitantes en todo su territorio, llegó prácticamente a los 3.000.000 en 1940. Esto está indicando que el Uruguay creció 10 veces su población en base a la inmigración.
Y, ¿por qué digo yo que en este momento estamos frente a un "suicidio colectivo" como nación?: Porque hoy, lamentablemente emigran los jóvenes mejor formados..., los jóvenes en los que el país ha puesto toda su esperanza se van. Miles de jóvenes uruguayos emigran al exterior, y miles de jóvenes uruguayos emigran internamente..., a esos cantegriles de la posmodernidad, que en el siglo XXI llamamos asentamientos, y que son la vergüenza nacional.

Pero, más grave aún es que un país, que tiene la red escolar más rica de América Latina, con escuelas que fueron orgullo luego de la reforma vareliana, hoy tiene un ausentismo, una deserción escolar gravísima que nos debe a todos dar vergüenza. Un país que tiene la educación secundaria gratuita y obligatoria hasta el tercer año liceal, tiene la deserción liceal mas alta de su historia. Nuestro país que tiene una educación pública que es una vergüenza, mientras existe una educación privada de primera categoría, con alumnos que van dos turnos, doble horario, más de un maestro por clase, hablan dos idiomas desde la preescolar..., y nosotros ni siquiera tenemos el portugués como lengua obligatoria, cuando el segundo idioma de América Latina es el portugués. Podría seguir un poco más, tomemos otro ejemplo: Salud pública y lo que es el mutualismo, se gasta mucho dinero y lamentablemente el Uruguay hoy es una vergüenza..., niños con anemia en los cinturones pobres de Montevideo, o en lugares como "Las Láminas", en el Departamento de Artigas, zonas donde habita la población más joven del Uruguay. ¿Qué será de nuestro país en 15 años...?.
El gran problema estratégico que nuestro país tiene hoy, es que debe generar una visión de país, un proyecto que sea capaz de entusiasmarnos a todos, a los uruguayos que estamos en el país y a los que están en el extranjero, y a aquellos extranjeros que quieran emigrar a Uruguay.
Creemos, desde la Fundación "Lolita Rubial", que el Uruguay debe en este comienzo del siglo XXI, multiplicar por 10 nuevamente su población, y llegar a ser un país de primera categoría como lo fue antaño, que no demos vergüenza, sino que demos orgullo como fuimos siempre, y que no pase lo que pasa hoy, como nos pasa en el fútbol y en casi todas las cosas, que somos un país de segunda categoría.
Lamentablemente esto es así, pero sabemos que si tenemos la perseverancia, en un proyecto donde el perfil cultural sea lo mas importante, la apuesta a una "Sociedad del Conocimiento", a una "Cultura de y para la paz", basada en la democracia, la libertad, la tolerancia, y el respeto irrestricto de todas las diferencias, el país cuenta aun con las reservas, para hacer crecer ese coeficiente diferencial hacia delante, generando proyectos de investigación en todas las áreas, investigación aplicada a la inversión, atrayendo la inversión extranjera y conjuntamente con ello la inmigración.
Debemos ser concientes que el Uruguay no puede vivir teniendo la pirámide etarea que tiene hoy, si esto se mantiene, en 15 años no se pueden pagar las jubilaciones, no podremos subsistir como país.

Esta es nuestra apuesta a una sociedad del futuro que tenga realmente una consolidación como país, y desde aquí, desde el Premio Morosoli, hacemos el llamado a esa sociedad.

Pero esto es una fiesta y vinimos aquí a reconocer a los hacedores de hoy, que están aquí presentes con nosotros, a todos ellos nuestras felicitaciones.
Muchas gracias.

Fundación "Lolita Rubial".

 

volver