Fundación Lolita Rubial Premios Morosoli
Morosoli 2004 Palabras del Dr. Gustavo Guadalupevolver

Morosoli 2004
20 de noviembre de 2004

Palabras de apertura del Dr. Gustavo Guadalupe
en la 10 entrega de los premios de la Cultura Uruguaya

El Secretario Ejecutivo de la Fundación "Lolita Rubial" abrió el acto de premiación con estas palabras:

Muy buenas noches, Autoridades presentes, Nominados para la noche de hoy, Miembros del Consejo Asesor del Premio Morosoli, Integrantes de la Fundación "Lolita Rubial", señoras y señores:

Parece mentira que hemos llegado a la 10ª edición de los Premios Morosoli de la Cultura Uruguaya. Cuando hace 11,12 años comenzamos a avizorar el sueño de que desde Minas pudiéramos homenajear a los hacedores culturales del país, y lo conversamos con el -en aquel momento- Intendente de Lavalleja, el "Bolita" Leis -el Escribano Héctor Leis-, quien nos comentó: ¿y quién va a venir a Minas a recibir un Premio...?

Estos diez años han demostrado que Minas es una fiesta en noviembre con la presencia de todos ustedes. Los Morosoli se han trasformado en un eje cultural en la vida del país, un eje cultural además, con un mensaje anual.

El mensaje de este año tiene dos aristas fundamentales: En primer lugar, es una apuesta clara, de la Fundación "Lolita Rubial", a fortalecer lo que es la "Sociedad del Conocimiento".

Nuestro país debe hacer una apuesta muy seria al desarrollo de las ciencias básicas, una apuesta muy seria a la investigación científica como herramientas indispensables para poder desarrollar el país, y transformarlo en el que otrora fuera orgullo de todos sus habitantes. Pero esto no va a ser posible lamentablemente, si el Uruguay continúa con el 52% de sus niños menores de 15 años por debajo del nivel de pobreza.

Además de las medidas económicas que en el país se puedan realizar, generando fuentes de empleo; debe, a través de la educación pública -aquella educación vareliana, gratuita, obligatoria y laica-: transformarla en igualadora.

Las escuelas de los lugares más carenciados deben transformarse en las mejor equipadas del país, con los mejores maestros, con dos maestros por aula, con grupos de no más de veinte niños, si queremos que ese 52% se transforme en ciudadanos útiles para el país; porque lamentablemente la pobreza se reproduce, y lamentablemente ese 52% significan en veinte años, que más de la mitad de los uruguayos serán semi-analfabetos, porque hoy no van a la escuela, porque los vemos con los carritos por la calle.

Ese es el gran desafío para el Uruguay que viene. Aspiramos a consolidar la "Sociedad del Conocimiento", aspiramos que en nuestro país tengamos el orgullo de que la mayor parte de la población tenga educación terciaria.

El segundo punto que yo quería abordar hoy es el nuevo orden mundial en que nos ha tocado vivir: El Uruguay es un país pequeño multiétnico, multicultural, con una población venida casi toda del mediterráneo, todos hijos de inmigrantes, con una segunda o tercera generación -tíos, abuelos o bisabuelos- venidos de Europa, prácticamente todos somos hijos o nietos de europeos.

Debemos hacer una apuesta muy fuerte a una "Cultura de y para la paz" basada en la tolerancia, basada en el respeto irrestricto de las diferencias: diferencias de género, sociales, culturales, étnicas, raciales, ideológicas, políticas, religiosas, de cualquier índole. Solo así, sin excluidos ni miserables, nuestro país podrá, en los ámbitos internacionales, tener la voz que tuvo siempre, esa voz de país que daba ejemplo en el mundo.

Esta es la posición de la Fundación "Lolita Rubial", de este movimiento cultural que entiende que el Uruguay debe destacarse por la calidad de su gente, hacia a dentro y hacia fuera, para ser ejemplo en América Latina y en el Mundo.

Repito: gracias..., gracias por estar aquí esta noche, gracias por estos 10 años de Premios Morosoli. Ustedes..., ustedes son la fiesta en Minas.

 

Fundación "Lolita Rubial".

 

volver