Fundación Lolita Rubial Premios Morosoli
Morosoli 2003 Palabras del Dr. Gustavo Guadalupevolver

Morosoli 2003
29 de noviembre de 2003

Palabras de apertura del Dr. Gustavo Guadalupe
en la 9 entrega de los premios de la Cultura Uruguaya

El Secretario Ejecutivo de la Fundación "Lolita Rubial" abrió el acto de premiación con estas palabras:

Autoridades Nacionales, Autoridades Departamentales, Personalidades Premiadas, Miembros del Consejo Asesor del Premio Morosoli, amigas y amigos:

Un año más estamos aquí en el Teatro Lavalleja de Minas, en la Ciudad Cultural de las Sierras, esta vez en la Novena entrega de los Premios Morosoli de la Cultura Uruguaya, un hecho que ya es una tradición en el Uruguay.

Este ha sido un año muy especial a nivel mundial... Asistimos, diría yo, al ocaso de una civilización que está muriendo, con un aumento del poder bélico y económico en el mundo, nunca antes visto en la historia de la humanidad..., y paralelamente un aumento de la miseria, la degradación, la pobreza y la infantilización de la pobreza de características extremas.

Europa vive una opulencia muy grande, y enfrente tiene un África que se desangra..., donde sus habitantes mueren de enfermedad, y de hambre. Miles y miles de ciudadanos del mundo mueren a diario en condiciones degradantes..., y se gastan miles de millones en armamentos bélicos.

Miles de hombres, mujeres y niños mueren en África, en América, en Asia..., en todo el planeta, y..., paralelamente la ciencia y la tecnología abren puertas de avance nunca antes conocidas para la humanidad. Puertas de avance como lo son las investigaciones en microbiología, genética y biología molecular..., hechos trascendentes que en muy pocos años van a cambiar de forma radical la historia del planeta.

En lo nacional vivimos una situación social y económicamente muy grave, con un ámbito cultural como sociedad perdida. Asistimos diría yo, a una especie de suicidio colectivo como nación.... Es un momento en el que estamos haciendo una implosión, en el que el trabajo generado por cuatro generaciones: padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos se nos está escapando como arena entre las manos.... Escapando de tal forma, que los hijos mejor formados (formados en una Escuela pública, laica, gratuita y obligatoria, en una Educación Secundaria gratuita y obligatoria, en una Universidad igualmente gratuita, las que han sido en el pasado ejemplo a imitar por educadores extranjeros), hoy se nos van para el exterior..., y a los hijos más humildes, los expulsamos a los "cantegriles" de la postmodernidad, a los que para que su nombre no nos suene tan chocante al oído, se lo hemos cambiado y les llamamos "asentamientos".

Pero el Uruguay de hoy tiene una posibilidad...: la posibilidad de soñar como la tuvo hace 20 años, cuando soñó con una sociedad democrática, sin excluidos, ni presos políticos..., y consiguió dar un salto cualitativo trascendente hacia el país que hoy tenemos, con plenas libertades políticas.

Hoy tenemos la obligación de soñar nuevamente..., y creo que el ámbito cultural es el preciso, para poder soñar y generar el sueño colectivo de un país próspero, que nos abarque a todos..., que genere inmigración como hace un siglo atrás..., que transformó un país con una población que apenas excedía los 250.000 habitantes en 1870, en 3.500.000 en 1940.

Gracias, gracias por estar hoy aquí, y compartir esta noche. Por compartir esta apuesta a la "Sociedad del Conocimiento" a una "Cultura de y para la paz", que genere las bases de una Cultura sin excluidos ni marginados, y de respeto a las diferencias.

 

Fundación "Lolita Rubial".

 

volver